¡11 consejos para vencer el miedo a la exposición en la escalada!

En este artículo, la coach deportiva Sarah Maurer, desde su blog, «Miss Adventure Pants», nos da algunos consejos para superar el miedo a la exposición durante la escalada. Este, se ha posicionado en primer lugar en las encuestas sobre miedos en la montaña, situándose por delante de otros posibles sucesos como avalanchas o relámpagos.

 

1. LLEGA A TU MIEDO

Según la investigación del cerebro, la forma más rápida y eficaz de superar un miedo es hacer lo que más te aterroriza. Cuanto antes impactes contra tu miedo, más rápido perderá su control sobre ti.

Por lo tanto, entendemos que  la mejor manera de superar el miedo a las alturas sería subirse al terreno expuesto con la mayor frecuencia posible. Sal y haz algunas rutas de escalada que te asusten (siempre que sean apropiadas para tu experiencia y nivel de habilidad).

 

2. PLANIFIQUE UNA PROGRESIÓN

Si no estás listo para enfrentarte de lleno a tu miedo, comienza escalando algunas rutas con una exposición leve y aumenta la dificultad gradualmente. Probablemente, sobrevivir a una exposición menor aumentará tu confianza.

 

3. ENCUENTRA TU ZONA DE CRECIMIENTO

Cuando trabajas en tus miedos, es necesario esforzarte pero ponerte demasiado nervioso puede ser contraproducente y, de hecho, hacer que tengas más miedo.

Entonces, cuando estés en una cresta califica tu ansiedad en una escala del 1 al 10. Utiliza esta escala para autorregularte minuto a minuto cuando estés escalando intentando que nunca pase de 8.

 

4. CAMINAR POR FE, NO POR VISTA

A veces, el miedo empeora cuando nos aferramos al control con todas nuestras fuerzas, por lo que si hay algo que deseas hacer y no consigues quetsus brazos y piernas cooperen, libera el control. (No, no tu agarre, sino tu control mental).

 

5. VIVE INDIRECTAMENTE 

Los seres humanos son esencialmente aprendices sociales. Cuando vemos a otros acercarse a situaciones «aterradoras» en broma y con entusiasmo, tendemos a adoptar las mismas actitudes, así que intenta hacer una lista de videos o deportes extremos que te inspiren y te den valor. También puedes ir con otras personas que hayan practicado esta modalidad y observar cómo lo hacen.

 

6. COMPRENDER LAS CIENCIAS DEL CEREBRO

Tu cerebro es un asombroso producto de la evolución, está diseñado para mantenerte vivo, seguro y protegido. Cada vez que consideres hacer algo que sea «riesgoso» tu cerebro envía señales de alarma. Pero estos riesgos no son siempre negativos, así que siéntete libre de ignorar sus señales de alarma y perseguir la grandeza.

 

7. SIENTE CON MIEDO

El miedo no tiene por qué dominarte, de hecho, ningún sentimiento puede dominarte si decides dejar de reaccionar y tomar el control. Siéntate con tu miedo y experiméntalo, siente su vibración en su cuerpo y acéptelo sin juzgarlo ni cuestionarlo.

 

8. HAZTE LAS PREGUNTAS MÁGICAS

Cuando se trata de afrontar una situación difícil, tu percepción lo es todo, cuando te enfrente a algo difícil, pregúntate:

      • ¿Y si esto fuera fácil?
      • ¿Y si esto fuera divertido?

 

9. ELIJE LA EMOCIÓN ANTE EL MIEDO

Hacer cosas aterradoras es intrínsecamente emocionante, incluso puede ser divertido.

¿Alguna vez te has subido a una montaña rusa y has gritado y reído todo el rato con una sonrisa? Eso es una sensación realmente increíble. Por lo que, abraza la emoción y la diversión en situaciones aterradoras y podrás enfrentarlas con más valor.

 

10. COMPRENDER LA PIRÁMIDE DE RIESGO

Si eres un perfeccionista por naturaleza, es posible que tengas miedo de morir la primera vez que cometas un error en la montaña, pero esto es empíricamente improbable. Por cada 1 fatalidad en las montañas hay:

      • 20 lesiones graves
      • 200 heridas leves
      • 2,000 cuasi accidentes
      • 200.000 actos inseguros

 

11. RELAJA TU CUERPO

El sistema nervioso autónomo de tu cuerpo controla todas las funciones corporales que están fuera de tu control voluntario (los latidos de su corazón, respiración, digestión, etc.)

Cuando estás luchando contra algo aterrador y tu boca está seca y tu corazón late con fuerza, tu sistema nervioso simpático es dominante. Es el que activa la respuesta de lucha o huida.

Para sentirse mejor, debe activar el sistema nervioso parasimpático. Es el que promueve la relajación y la digestión. Además, inhibe directamente la respuesta de lucha o huida.

 

 

Fuente: Sarah Murer, Miss Adventure Pants



Simple Share Buttons
× ¿Cómo puedo ayudarte?