Esquí de Montaña

La fusión del esquí y del alpinismo


El esquí de montaña es una disciplina del alpinismo invernal que consiste en el ascenso y descenso de montañas con la única ayuda de los esquíes, sin ningún tipo de propulsión mecánica. Esta característica lo convierte en uno de los deportes más completos que existen, pues sus practicantes precisan de gran variedad de perfiles atléticos: la ascensión con los esquís puestos, habilidad para desplazarse en el llano y saber practicar el descenso en todo tipo de nieves y pendientes, además de ser buenos alpinistas: conocer las características de la montaña invernal, sus peligros y dificultades.

El esquí de montaña surge como la unión del esquí y el alpinismo, convirtiéndose en el deporte que permite a todos los amantes de las montañas, continuar avanzando cuando estas están ya cubiertas de nieve. El escenario del esquí de montaña es exclusivamente la naturaleza, pues el ascenso y descenso se producen “fuera de pista” en terrenos no preparados, donde no se ha producido ninguna intervención humana (exceptuando en las competiciones, donde se marcan unas trazas con tal de no perjudicar a quienes vayan en primera posición). Los esquís, fijaciones y botas son diferentes a las de la modalidad alpina o al esquí de fondo, además de poseer material específico como por ejemplo las llamadas “pieles de foca”, necesarias para evitar que los esquís se deslicen hacia atrás en las subidas.

En el Club Alpino Barcelona organizamos actividades de esquí de montaña para nuestros socios durante la temporada invernal en el Pirineo. Además prestamos la formación necesaria en esquí de montaña para iniciarse o progresar con autonomía y participar en las actividades del club. Para más información puedes acceder a nuestro Programa de Actividades y al programa de Formación en Esquí de Montaña.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons